Pintura técnica cataforesis

Cataforesis: Qué es, características y ejemplos

Debido a las exigencias que afrontamos las empresas por parte de nuestros clientes, debido al mayor grado de conocimiento del servicio y de alta competitividad, las empresas hemos tenido que especializarnos e intentar proporcionar a nuestros clientes una ventaja competitiva que nos diferencia y cause la elección de nuestro servicio frente a otro.

Formamos parte de un sector especializado en pintura e intentamos ofrecer soluciones óptimas, maximizando el beneficio del cliente dado que mejoramos un paso de su producción.

A continuación, vamos a intentar explicarles de forma sencilla los conceptos más técnicos del sector.

Cataforesis, ¿en qué consiste este método de pintado de superficies?

La pintura por cataforesis es una electrodeposición catódica, técnica de pintado hidrosoluble. El proceso consiste en un proceso de pintado por inmersión, en el desplazamiento de partículas cargadas (pintura) dentro de un campo eléctrico, de cuyos polos, uno (cátodo) es la pieza a pintar y otro (ánodo) es un electrodo auxiliar (Cataforesis ≈ Desplazamiento hacia el cátodo).

La cataforesis, electrocoating (e-coat) o KTL, que se deriva de la terminología alemana Dische Kath-Tauch Lackierung; se aplica solo a piezas metálicas dado que permite la conducción de la corriente eléctrica para que se pueda generar la película de pintura uniforme garantizándose un pintado correcto, incluso en los interiores y cuerpos huecos, aportando una gran protección anticorrosiva y resistencia a deformaciones mecánicas (gravillonado, doblado, impactos, etc.…) y accediendo a lugares difíciles de pintar, permitiendo una mejora de calidad en el trabajo del empleado, incrementando su rendimiento y reduciendo su esfuerzo físico y posibles lesiones. Cada vez más empresas deciden introducir la cataforesis como forma de recubrimiento debido a su óptimo acabado y alta productividad.

Este proceso consiste en sumergir las piezas a pintar, en un baño de pintura diluida con agua, que mediante la aplicación de una corriente eléctrica y hasta una diferencia de potencial determinada se consigue el espesor de capa de pintura adecuado.

Cataforesis: ¿Qué es la cataforesis?

 

¿Cuáles son las características de este método?

  • Disminución de los costes. La técnica de aplicación de la cataforesis es muy automatizada, lo que permite disminuir los rechazos.
  • Evita la corrosión de las piezas.
  • Incremento de la productividad dado que es una técnica automática y muy rápida,
  • El rendimiento del material es muy superior a otros métodos como la pulverización de pintura en polvo o liquidas debido a sus perdidas mínimas.
  • Uniformidad en los espesores
  • Buen impacto medioambiental, reduce las emisiones

¿Condiciones necesarias para el pintado por cataforesis?

Las superficies a pintar han de ser conductoras, como comentábamos se necesita que la pieza sea metálica para que exista la conducción de corriente eléctrica. Además, las piezas a pintar deben someterse a un tratamiento que permita que la superficie quede uniforme, limpia y desengrasada, de forma que proporcionen un buen anclaje de la capa de cataforesis. Cuando se realice el baño de cataforesis debe estar en continua agitación, lo que permita una electrodeposición uniforme y que evite la sedimentación del baño. La aplicación de una corriente continua a la pintura entraña el transporte de la corriente por la migración de iones y partículas eléctricamente cargadas.     

Los principales factores físicos que hay que tener en cuenta, y regular, para una correcta electrodeposición son el voltaje, la intensidad, el tiempo de electrodeposición, la temperatura y la agitación. 

Todos estos factores físicos están interrelacionados entre sí, de tal modo que la variación de algunos de ellos implica el ajuste de los demás. La obtención de unas condiciones de electrodeposición óptimas implica definir muy bien los valores de estos parámetros.

En relación con el voltaje y la intensidad de la corriente, sabemos por la ley de Ohm que están relacionadas por la corriente que fluye y la diferencia de potencial establecida en un conductor metálico. En lo referente al tiempo, influye el espesor de película y el poder de penetración.  Durante el tiempo de electrodeposición se genera calor, ya que parte de la energía eléctrica se disipa en energía térmica, de modo que la temperatura tiende a aumentar. Esto debe controlarse y limitarse para obtener una correcta electrodeposición esto se realiza mediante agua subenfriada a través de un intercambiado.  La temperatura óptima depende del tipo de pintura. Temperaturas altas de aplicación originan pérdidas de disolventes y habrán de hacerse ajustes frecuentes sobre la pintura. En situación extrema se llega a ruptura de película y la degradación de la resina contribuyente de la pintura. Temperaturas bajas originan electrodeposiciones demasiado lentas y defectos de aspecto.

En relación con la agitación, es necesario la correcta electrodeposición.  Es necesaria para producir una correcta electrodeposición. Un baño poco agitado, debido a las bajas viscosidades empleadas tiene tendencia a que sedimenten sus componentes pigmentarios.  Una agitación demasiado fuerte, origina turbulencias y afecta a la velocidad de electrodeposición.

Algunos ejemplos de trabajos nuestros empleando la técnica de cataforesis

Pintura técnica cataforesisTrabajo Pintura técnica cataforesis


Diferencia entre pintura en polvo y pintura líquida

Debido a las exigencias que afrontamos las empresas por parte de nuestros clientes, debido al mayor grado de conocimiento del servicio y de alta competitividad, las empresas hemos tenido que especializarnos e intentar proporcionar a nuestros clientes una ventaja competitiva que nos diferencia y cause la elección de nuestro servicio frente a otro.

Formamos parte de un sector especializado en pintura industrial para diferentes sectroes, e intentamos ofrecer soluciones óptimas, maximizando el beneficio del cliente dado que mejoramos un paso de su producción.

En la píldora técnica de hoy, les vamos a intentar explicar de forma clara y concisa el concepto de pintura desde una perspectiva más técnica y la existencia de otras técnicas de pintura aparte de las comúnmente conocidas.

Habitualmente solemos oír que nuestros familiares, amigos o vecinos se disponen a pintar su casa y generalmente lo asociamos con un proceso muy manual y accesible para casi todos. Además, el pintar un mueble, una habitación o una puerta, lo unimos a pigmentos líquidos e instrumentos fáciles como un rodillo o una cubeta.

Diferencias entre recubrimiento pintura en polvo y pintura líquida

A niveles industriales en los que se exige mayores niveles de automatización para aumentar el rendimiento productivo de la empresa, se ha propagado la técnica de pintura en polvo y líquida. Algo que creemos importante mencionar es que el pretratamiento es igual en ambas
técnicas. Es crucial que cualquier residuo de suciedad que haya en la pieza se elimine para que no interfiera con la adherencia de la pintura en la pieza y pueda afectar a la calidad del resultado final. En muchos lugares encontramos la pintura líquida referida como pintura húmeda y la pintura en polvo como pintura electrostática. La pintura en polvo se ha propagado en aquellos trabajos los cuales se espera un resultado en la pieza con un especial cuidado. Aporta una apariencia compacta y de calidad. Al adherirse el polvo en la pieza, se obtiene un resultado más prieto, con mayor grosor y elimina el efecto de la corrosión y como consecuencia dura la pintura intacta más tiempo, logrando un resultado más resistente. Este ultimo hecho, la resistencia, permite que las inclemencias del tiempo como la lluvia, el viento, los rayos ultravioletas o la alta temperatura no afecte al acabado de la pieza. Además, no suelen presentar rayaduras y si se producen golpes no afectan a la pintura.

La pintura en polvo suele emplearse en piezas metálicas para reducir el efecto de la corrosión, por tanto, obteniendo dos objetivos en una misma técnica. En cambio, si pintásemos una pieza metálica con pintura líquida, se podría perfectamente y el acabado es prácticamente igual pero no estaríamos reduciendo el efecto de la corrosión en la pieza como si lo hubiésemos hecho con pintura en polvo. La pintura en polvo es como materia prima más económica que la líquida, reduciendo los costes de la empresa significativamente. Otra de las cualidades de este procedimiento es el que se considera más ecológico, está catalogada como pintura ecológica y muestra un impacto ambiental bajo dado que los solventes no están presentes ni en el proceso de aplicación ni en el de fabricación. la pintura húmeda contiene solvente, pero el recubrimiento en polvo no.

La pintura húmeda contiene solvente, pero el recubrimiento en polvo no. El solvente en pintura húmeda mantiene todos los otros componentes en forma de líquido suspendido. En contraste, el recubrimiento en polvo se aplica como un polvo seco y se cura
mediante calor. Con lo cual, una de las principales diferencias es que la pintura líquida lleva solvente y en polvo no. Existen materiales como el plástico, que no aceptan la técnica de pintura en polvo por la naturaleza de la materia, por tanto, no quedaría otra opción que la pintura liquida.

¿Cómo se aplica cada proceso?

La pintura en polvo, mediante una pistola electroestática se aplica. Su función es darle al polvo la carga negativa que necesita para ser atraído por la parte positiva de la pieza metálica, situada en tierra. Con lo cual, de forma rápida y uniforme se consigue un excelente resultado. Tras haber pintado la pieza, se coloca en un horno de curado en donde se producen las uniones térmicas consiguiendo que el polvo se gelifica. La pintura líquida, mediante un spray se aplica, por profesionales altamente cualificados en la materia, para evitar goteos, dado que su aplicación es más compleja. También tiene el componente electroestático, pero con menor impacto. Tras pintar, se puede secar la pintura en un horno de curado como la técnica explicada anteriormente o bien puede secarse al aire.

En nuestras instalaciones disponemos de cabina para que puedan venir a ver que dimensiones pueden llegar a tener y conozcan de primera mano el proceso. Si usted está pensando en incorporar el proceso de pintura en su cadena de producción, no dude en consultar con nosotros. Le proporcionaremos de forma personalizada la solución que necesita, diseñamos, fabricamos y montamos la instalación en casa del cliente.